Siento cuando estoy con alguien especial, de mente brillante, de calidez humana, consciente; nos miramos, sonreímos, y comenzamos un nuevo juego, correr como los niños que somos, brillamos juntos como estrellas titilantes.

Hacemos música, que digo hacer, vomitamos música de tanto correr en el campo, subir cerros o solo ser en el tiempo.

 

HAZ TU MUSICA, HAZLA A TU MANERA.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *